95 Los impíos me esperan para destruirme; tus testimonios consideraré.