2 Plantados están nuestros pies dentro de tus puertas, oh Jerusalén.