4 Haz bien, SEÑOR, a los buenos, y a los rectos de corazón.