4 He aquí que así será bendecido el hombre que teme al SEÑOR.