5 El SEÑOR te bendiga desde Sion, veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida,