9 Bienaventurado será el que tome y estrelle tus pequeños contra la peña.