3 Tú escudriñas mi senda y mi descanso, y conoces bien todos mis caminos.