4 El hombre es semejante a un soplo; sus días son como una sombra que pasa.