16 Manda la nieve como lana; esparce la escarcha cual ceniza.