9 También inclinó los cielos, y descendió con densas tinieblas debajo de sus pies.