9 ¡Salva, oh SEÑOR! Que el Rey nos responda el día que clamemos.