2 Tú le has dado el deseo de su corazón, y no le has negado la petición de sus labios. (Selah)