9 Temed al SEÑOR, vosotros sus santos, pues nada les falta a aquellos que le temen.