28 Y mi lengua hablará de tu justicia y de tu alabanza todo el día.