9 Porque en ti está la fuente de la vida; en tu luz vemos la luz.