18 El SEÑOR conoce los días de los íntegros, y su herencia será perpetua.