1 Bienaventurado el que piensa en el pobre; en el día del mal el SEÑOR lo librará.