26 ¡Levántate! Sé nuestra ayuda, y redímenos por amor de tu misericordia.