15 Pero Dios redimirá mi alma del poder del Seol, pues El me recibirá. (Selah)