5 ¿Por qué he de temer en los días de adversidad cuando la iniquidad de mis enemigos me rodee,