8 porque la redención de su alma es muy costosa, y debe abandonar el intento para siempre,