6 Destruyes a los que hablan falsedad; el SEÑOR abomina al hombre sanguinario y engañador.