9 A causa de su fuerza esperaré en ti, porque Dios es mi baluarte.