2 Sólo El es mi roca y mi salvación, mi baluarte, nunca seré sacudido.