1 Levántese Dios; sean esparcidos sus enemigos, y huyan delante de El los que le aborrecen.