12 Hablan de mí los que se sientan a la puerta, y soy la canción de los borrachos.