29 Pero yo estoy afligido y adolorido; tu salvación, oh Dios, me ponga en alto.