10 Mi escudo está en Dios, que salva a los rectos de corazón.