21 Cuando mi corazón se llenó de amargura, y en mi interior sentía punzadas,