7 Los ojos se les saltan de gordura; se desborda su corazón con sus antojos.