5 no levantéis en alto vuestra frente; no habléis con orgullo insolente.