32 A pesar de todo esto, todavía pecaron y no creyeron en sus maravillas.