33 El, pues, hizo terminar sus días en vanidad, y sus años en terror súbito.