18 Entonces no nos apartaremos de ti; avívanos, e invocaremos tu nombre.