8 Oye, pueblo mío, y te amonestaré. ¡Oh Israel, si tú me oyeras!