9 No haya en ti dios ajeno, ni adores a dios extranjero.