13 Porque grande es tu misericordia para conmigo, y has librado mi alma de las profundidades del Seol.