21 y con él estará siempre mi mano; mi brazo también lo fortalecerá.