7 Pero el SEÑOR permanece para siempre; ha establecido su trono para juicio,