19 Cuando mis inquietudes se multiplican dentro de mí, tus consuelos deleitan mi alma.