8 Batan palmas los ríos; a una canten jubilosos los montes