Salmos 28:6-7 BLA

6 Bendito sea el SEÑOR, porque ha oído la voz de mis súplicas.
7 El SEÑOR es mi fuerza y mi escudo; en El confía mi corazón, y soy socorrido; por tanto, mi corazón se regocija, y le daré gracias con mi cántico.