7 Por tanto, someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros.