17 Pero la sabiduría de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, condescendiente, llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía.
18 Y la semilla cuyo fruto es la justicia se siembra en paz por aquellos que hacen la paz.