10 Al hombre que cause divisiones, después de la primera y segunda amonestación, deséchalo,