8 Y sucederá en toda la tierra declara el SEÑOR que dos partes serán cortadas en ella, y perecerán; pero la tercera quedará en ella.