1 Entonces alcé los ojos y miré, y he aquí, vi un hombre con un cordel de medir en la mano.