5 Mas de muchos de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto