30 Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros; y muchos duermen