34 Confesad al SEÑOR, porque es bueno; porque su misericordia es eterna